Discriminación por apariencia…

La sociedad mexicana está muy alejada de pertenecer a una sociedad de mente abierta, es una sociedad llena de prejuicios empezando por algo que no debería serlo: la apariencia.

Para empezar todos somos diferentes y nos gustan cosas diferentes a todos, que algunos tengamos el valor de hacer cosas que nos gustan con nuestro cuerpo y otros se repriman por el típico “¿Qué diran?” me parece una pendejada.

Pues bueno el meollo del asunto es que desde hace tiempo he notado que soy una víctima de ese tipo de discriminación, al parecer si en México un hombre se delinea los ojos automáticamente lo convierte en puto, que si vas de cuero y ropa negra eres satánico, que si pelo largo la misma historia que con los ojos delineados, que si traes perforaciones eres un delincuente… bla bla bla, siempre su misma canción, me es increíble pensar que tres generaciones hayan crecido con mierda en su cabeza a excepción de algunos cuantos.

Me he llegado a preguntar si mi apariencia me impide hacer las mismas cosas que los demás, la respuesta siempre es “Claro que no carajo”, soy igual o mejor que algunas personas, tener piercings y cabello largo no me imposibilita practicar deportes o apreciar alguna forma de arte, verme rudo no evita que yo sea empático (aunque de tanta mierda los que lo sufren se vuelven insensibles).

Las cosas se ponen peor cuando a la gente que “no es igual” se ven afectadas por insultos, la gente no suele escatimar dejar ir su lengua con palabras hirientes, resuenan en la cara de algunas personas los famosos: “pareces puto”, “pinche drogadicto”, “hijo, ahí viene el marihuano eh!”, hasta en algunos niños se nota que la mierda que traen sus padres va de generación en generación.

Jáh, las personas que trabajan en el gobierno van de traje, los policías un uniforme, hay empresarios “bien vestidos”… pero que estés “bien vestido”, que tengas un uniforme, vayamos más lejos, que tengas dinero o seas de un estrato social más alto no te libra de que puedas ser un delincuente, un junkie o un mal ejemplo; simplemente lo que importa es la persona y lo de adentro es lo que vale, es el contenido, el empaque siempre lo tiras cuando te comes algún producto ¿No?

Tengo la esperanza de que esos pedos cambien algún día, empezando por mí, transmitiendo mi forma de pensar a mi círculo social y ojalá éstos los acepten y transmitan hasta que se forme una gran cadena… estaría de puta madre que tener un tatuaje no te impidiera tener un buen trabajo, si quiera un trabajo; que al tener piercings no te tacharan de loco, que el ir de negro no te dijerán “satánico”, que al usar cabello largo, delinearte los ojos si te gusta, usar pantalones justos no te amerite un “pareces puto”… cuando la gente se dé cuenta de que lo de afuera es sólo una envoltura y lo que importa son las cualidades y por qué no, también los defectos; la sociedad mexicana está condenada a seguir en la mediocridad de “eres diferente a mí, por ende eres un peligro para mí”.

~ por Christian Cortazar en 2011/01/20.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 471 seguidores

%d personas les gusta esto: